512.633.4327 Info@SententiaVera.com

Para una mamá un viaje familiar no es una vacación sino una prueba de su amor, amor por su pareja, sus hijos, su madre, y sus hermanas con sus familias. ¡Ayayay!  La vacación empieza días antes con el quehacer de lavar ropa para empacar para los hijos. Necesitaran ropa y todas las necesidades apropiadas, inclusive el fregadero. Aun más, cada uno de ellos necesitará su mochila llena de actividades, meriendas, y comodidades. Continúa la tarea de revisar la maleta de su pareja para asegurar que aun él no ha echado aquella camisa floreada color fucsia con los pantalones cortos a cuadros para esa cena elegante que ella espera tener a solas. Mientras tanto, arregla la casa, las mascotas, y las plantas para asegurar que regresen al mismo hogar del cual  una vacación se necesita. Durante esta preparativa está en el teléfono explicando los detalles del viaje a su madre, que ella no comprende el por qué de la necesidad de reservaciones separadas para ella de hotel. “¿Por qué no compartir la habitación entre todos?” ¿En serio? Exhausta, el día de la partida mamá se da cuenta que no ha lavado su ropa. No hay más remedio, empaca su cesta de ropa sucia y lo resolverá después. Con una prueba tan difícil y un esfuerzo fuerte ¿por qué es importante ir de viaje con toda la familia? Porque esto es lo que una mamá hace para criar a sus hijos en un ambiente amoroso dando ejemplo de lo que es familia.